Despedida de la temporada de esquí de montaña con un encuentro

El pasado sábado 6 de mayo Mayencos preparaba un encuentro de esquí de montaña, con el que se despedía la temporada de esquí de montaña. Si bien el objetivo inicial era recuperar la carrera que, a consecuencia de la meteorología se tuvo que suspender a primeros de mayo, finalmente se optó por este formato, ya que muchos corredores nos habían advertido que no podrían asistir, y el tremendo trabajo que exige organizar la carrera no se iba a ver compensado con la participación.

Tras la mala suerte que se tuvo el 2 de abril, con la gran nevada que obligó a suspender el Trofeo Skimo Mayencos, en esta ocasión la “meteo” se portó muy bien con los asistentes. Sol y nubes, con total visibilidad y sin demasiado calor, más no se puede pedir.

Se planteó una salida por el Parque Nacional de los Pirineos Franceses, sin las limitaciones que impone el parque a la competición, dándole un enfoque absolutamente popular y lúdico.

La previsión era realizar un recorrido básico, más sencillo, que simplemente fuera cambiando de valle a través de los collados, así como una alternativa realizando todos los picos, desde los que se tiene una vista panorámica espectacular.

Inicialmente se propuso un recorrido de 1.100 metros  de desnivel, con unos 14 km de recorrido. Sin embargo, el grupo más popular completó 1.300 metros de desnivel positivo acumulado, mientras que los esquiadores que subieron todos los picos llegaron hasta los 1.500.

A la salida de Astún, se tuvo que realizar un pequeño porteo de esquís, prácticamente hasta la motriz de la silla de Canal Roya, donde ya había continuidad de nieve. Desde allí se subió hasta el Col de Astún, por el que se pasó a Francia. La bajada, esquiando por la Baight de Houer, fue sensacional, con una nieve polvo que comenzaba a transformar, hasta llegar al fondo de valle.

Allí, colocar pieles antideslizantes y subir hasta el Col d’Aneou, desde donde se veía la carretera francesa, hasta el Portalet. En el Col, pequeño porteo, para pasar al otro lado.

Los más fuertes subieron al Pic de la Grandillère, mientras los demás esperaron reponiendo fuerzas.

Desde allí se pudo bajar esquiando hasta el Cirque d’Aneou, donde se volvieron a poner pieles, para comenzar a subir hacia el Pico de Canal Roya. Una larga subida con abundante nieve y una temperatura ideal, ya que alguna nube daba sombra.

Después del pico de Canal Roya, todos subieron al Pico Malacara, por lo que finalmente, los participantes en la popular realizaron dos de las tres cimas previstas, disfrutando de una última bajada memorable, por una nieve transformada, pero sin una sola huella. El último tramo, de llegada a la estación, nuevamente porteando esquís, al igual que en la subida.

Una fantástica experiencia en la que todos los participantes se fueron satisfechos. El avituallamiento se realizó en la zona de servicio de Villanúa, y por la tarde se presentó en el salón de actos del Club una proyección sobre la travesía Chamonix-Zermatt, realizada hace unos pocos días por siete miembros del club, acompañados de un guía de montaña de la empresa Aragón Aventura.

PENTAX DIGITAL CAMERA

Bookmark the permalink.

Comments are closed.