El cadete del Club Pirineísta Mayencos Daniel Osanz, segundo absoluto en el Km Vertical de Plan

Padre e hijo, con sus trofeos, en Plan.

Padre e hijo, con sus trofeos, en Plan.

Este sábado 24 de mayo se celebraba la tercera edición de la Carrera Vertical “Ibón de Plan” organizada por el Club Atlético Sobrarbe y el Ayuntamiento de Plan.

La salida a esta cronoescalada, integrada en la Copa de Aragón de Carreras por Montaña, se daba en Plan, con final en el Ibón de Plan o “Basa de la Mora”, uno de los rincones más especiales de nuestro Pirineo. Los corredores tenían que afrontar una distancia de 4 kilómetros, con 900 metros de desnivel positivo por trazado que discurría por el frondoso bosque que hay junto al barranco que proviene del Ibón de Plan. En la parte superior, tras una zona abierta de prados, con un perfil mucho más suave la prueba finalizaba en el circo calizo donde se ubica el lago.

En una jornada fría y lluviosa el mejor tiempo lo realizaba Kiko Navarro, del Equipo de la Guardia Civil, realizando el segundo mejor tiempo, a tan solo 18 segundos de Navarro, Daniel Osanz, quien a pesar de pertenecer todavía a la categoría cadete, ya se codea con los mayores. El otro representante del Club Pirineísta Mayencos era el padre de Dani, Francisco, quien finalizaría tercero en veteranos.

Daniel Osanz alterna el atletismo, el triatlón y las carreras de montaña, obteniendo muy buenos resultados, pero sobre todo, disfrutando del deporte y la naturaleza.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario