Esquí de fondo en Noruega 2014

Un Febrero de “mayencos” en Noruega.

noruega_2014_1Coincidiendo con la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno, diferentes grupos de esquiadores de fondo del Club Mayencos de Jaca han disfrutado de unos días en la cuna del esquí de fondo, Noruega. Hasta allí se desplazaron  un grupo de jóvenes del club, éstos en intercambio ya habitual con uno de los mejores clubes de la región de Oslo,  el Koll. Dos días después los más veteranos del club también  hacían acto de presencia en la capital noruega, con el fin de disputar una mítica prueba, la Holmenkollmarsjen.  Y un poco  más tarde otro grupo, esta vez de triatletas conocidos del club, entre los que estaba la campeonísima Yolanda Magallón, también quisieron disfrutar de lo que ofrecen estas tierras nórdicas al amante del esquí de fondo……..un paraíso de pistas y rutas como en ninguna otra parte del planeta.

Tanto unos como otros volvieron maravillados , unos con más fortuna que otros en lo que a la calidad y cantidad de nieve se refiere. No olvidemos que a pesar de que en nuestros Pirineos estamos viviendo un invierno increíble en cuanto a nieve;  en otras zonas de Europa está siendo uno de los inviernos más cálidos que se recuerdan. Sirva de ejemplo lo ocurrido en Sochi.

Este es el relato de Mariano Marcén, fundador de la sección de fondo en Mayencos, de su paso por esos lugares.

Despues de 42 años esquiando y haber tenido la suerte de hacerlo por los países alpinos, por Suecia, por Finlandia, por Estonia había que ir al origen. El origen del esquí de fondo como ocio, deporte, pasatiempo está en Oslo. En las últimas décadas del siglo diecinueve lo que hasta entonces era únicamente un medio de comunicación en el ámbito rural se fue convirtiendo en pasatiempo de la sociedad urbana de Oslo. Allí se organizaron las noruega_2014_5primeras competiciones de saltos y fondo, combinada nórdica, y los primeros juegos de Holmenkollen, colina al norte de la ciudad, hoy en día un barrio de la misma. Fue entonces cuando se creó la sociedad Skiforeningen dedicada a la promoción del esquí de fondo y a mantener abiertas las trazas y pistas donde poder practicarlo, hoy en día más de 2000 kms alrededor de Oslo.

Oslo es una gran ciudad con su casco urbano, parques, barrios, con una red de transporte público muy eficaz incluido una red de metro en la cual poder ir directamente a esquiar desde tu casa y en donde ver a un/a persona con su ropa de esquí , sus botas y los esquís en la mano es una estampa habitual.

noruega_2014_2A vivir todo eso nos fuimos la primera semana de febrero tres veteranos de Mayencos, fundadores de la sección de esquí de fondo, Miguel Angel Martín Bajen, Julian Paules y un servidor, Mariano Marcén; nos acompañaban otros tres veteranos de Zaragoza (Tomás Enfedaque, Fernando París y José Antonio Ferrando). Como digo todo es bastante fácil: te vistes y te preparas, vas a la estación de metro más próxima y decides a donde ir, suele ser la línea nº 1 que te deja en el estadio de Holmenkollen, permanentemente abierto para todo el que quiera esquiar, o el final de la misma que además de tener más altitud, algo menos de 400m, es el principio o final de la extensa red de trazas para esquiar. Esquiar en los alrededores de Oslo no es tan fácil como en otros países nórdicos más llanos puesto que todo el territorio son colinas suaves un continuo subir o bajar y todos los kilómetros que quieras incluso por la noche existen iluminados más de 300 Kms.

El viaje tenía otro objetivo ya que siempre hacemos una carrera estábamos inscritos en la Holmenkollmarsjen, 53km, en estilo clásico y que es la carrera de larga distancia “de los de Oslo”. Resultó ser la carrera más dura de todas las que hemos participado, difícil por el recorrido, las diferencias de altitud, los 3400 metros de desnivel acumulados y este noruega_2014_4año por la mala calidad de la nieve que no nos permitió esquiar sin sufrir, por un encerado deficiente.

Todo ello no nos permitió saber en qué nivel estamos con los esquiadores populares de la ciudad que inventó esto. Bastante tuvimos con llegar a meta en el mismísimo estadio de Holmenkollen, al pie del trampolín de saltos más famoso del mundo y donde tiene lugar las carreras de la copa del mundo y de campeonatos del mundo. Al final sí valió la pena.

Por supuesto que no es lo único que se puede hacer en esta capital de uno de los países más ricos del mundo. Puedes ir de tiendas de deporte a flipar un poco y en donde un esquiador de fondo se siente como normal y no un rarito como aquí. También puedes ir noruega_2014_3de museos a ver auténticos barcos vikingos o el barco que se utilizó para las expediciones polares el Fram, con todo un panel de fotos y relatos de la exploración polar, además de meterte por el interior del barco y no se debe de perder la visita al museo del esquí, situado bajo el trampolín y que incluye la subida a la parte más alta desde donde se tiran los saltadores.

En fin para repetir, a ser posible en un invierno más frío.

Mariano Marcén

noruega_2014_6

Deja un comentario