Vuelta Infiernos y Tebarray

Os presentamos la crónica de Ástrid sobre esta salida de montaña.

Casi está terminando Agosto pero nosotros no queremos que termine el verano, su calor, sus tormentas, sus flores, sus pastos, sus montañas pedregosas; nos gustaría que este estado de continuo disfrute de nuestras montañas  de verano durara y durara para siempre.

Las montañas en verano se dejan querer y hacen bien, ya que es el mejor momento para preñar nuestros corazones con esa belleza que nos hará buscarlas una y otra vez verano tras verano.

Conscientes de ello, desde la Sección de montaña se encarga un día de sol perfecto para cerrar la temporada estival y ascender a uno de los picos más perfectos que tenemos en el cercano Valle de Tena, el Pico Tebarray. Es un pico perfecto porque se asimila a los que dibujamos niños y mayores.

Tal que así, y le acompaña un ibón que es también perfecto, vamos que son una pareja de lo más perfeccionista.

Ibón y Pico Tebarray

Quedamos a las seis de la mañana en el club (ir a la montaña tiene estos madrugones, que le vamos a hacer) y nos personamos solo 4, tres  chicotes y una chica (Julio Oria, Jose María Boned, Manuel y Astrid Gª Graells) .

Como entre los cuatro estamos en plena armonía y los acuerdos sobre la actividad fluyen como el agua, decidimos hacer , de camino a Tebarray, los Infiernos, ya que este destino lo teníamos pendiente  de hacer de unos días atrás cuando una tormenta nos hizo dejar esos picos para mejor ocasión. Hoy es el día perfecto, así que  a todos nos seduce  hacer este recorrido:

  • Subir desde el Balneario de Panticosa al Collado Pondiellos.
  • Bajada a los Ibones de los Infiernos y subida por la cresta entre las dos marmoleras de los infiernos.
  • Cresteo del Infierno Occidental al Oriental.
  • Bajada por la marmolera hasta el Pico Garmo Blando.
  • Bajada al Collado Tebarray y Pico.
  • Vuelta por los Ibones Azules a Bachimaña y Balneario.
  • Cerveza en Casa de Piedra.

En la estadística me dice que hemos estado 5 horas de ascensión y 5:37 de descenso , así como 5:37 en movimiento, LO CUAL QUIERE DECIR QUE HEMOS ESTADO OTRAS 5 HORAS disfrutando del paisaje, no está mal, no??

O sea que hemos echado unas nueve horas incluidas paradas, deleite, videos y entrevistas a corredores de la Ultra Trail Valle de Tena que ha sido este mismo día y cuyo recorrido coincidía en el último tercio con el nuestro.

Hemos Valorado que la subida por la cresta de los infiernos nos ha podido incrementar en una hora y pico la jornada si en lugar de por allí hubiéramos subido desde Pondiellos por la perderé directos a la entrada de una chimenea que te da acceso al Infierno Central, no obstante la ascensión entre las dos marmoleras ha sido espectacular.

En cuanto a los Infiernos, la ascensión es muy cómoda por el camino elegido, arriba, en el Infierno occidental hemos iniciado el cresteo que resulta muy asequible  con un camino suficientemente ancho con algunos pasos donde  se debe echar manos, no hace falta  especial equipación si bien, siempre hay que ir muy atentos a los pies y extremar  la seguridad propia ya que hay mucha altura.

Por su parte  el perfecto Tebarray se deja hacer hasta correteando,ya que el camino es fácil y la cumbre amplia y segura.

Las vistas desde allí son espectaculares  a los recienten Infiernos y al Balaitus, Frondiellas, llegándose a divisar hasta el refugio de Respomuso.

La próxima con vosotros, no lo olvidéis.

Y la habitual crónica de Chema, con fotos y track, en http://chematapia.blogspot.com.es/2015/08/infiernos-y-tebarray-un-cuatro-en-uno.html

Bookmark the permalink.

Comments are closed.