La triatleta de Mayencos María Tena, “finisher” en el Ironman de Niza

A las 20:55 horas de este domingo, y tras 14 horas, 11 minutos y dos segundos de competición, María Tena, representando al Mayencos Brico-Jaca Triatlón, cruzaba la meta del mítico Ironman de Niza, la competición más antigua de las que se disputan en territorio europeo sobre la épica distancia de los 3900 metros de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie.

En 2005, después de 25 ediciones, el Triathlon International de Nice se convertía en Ironman Francia, carrera clasificatoria del Campeonato del Mundo de Ironman que se disputa en Hawái en octubre. A la dureza de su segmento ciclista, que recorre los Alpes del litoral superando los 2000 metros de desnivel positivo acumulado, se une el calor y la humedad de la carrera a pie, convirtiendo el reto en completa prueba personal de superación.

De la mano de su entrenador, Miguel López “Coix”, María había preparado con mimo la prueba. Tras una progresión de varios años, pasando paulatinamente de una distancia a otra, y participando en otras pruebas de resistencia, como la Marcha Quebrantahuesos, ha afrontado con mucha inteligencia este triatlón.

Después de una natación en la que ha invertido 1 hora y 14 minutos, salía de la transición para afrontar los 180 km del complicado sector de ciclismo. Alternando alguna bajada durante el ascenso que conduce más allá de los 1100 metros de altitud, todo cambia a partir del km 125, a partir del cual el descenso es la tendencia. Sin embargo, lejos de ser un descanso para el participante, el desgaste continúa de manera importante, ahora en forma de tensión, y así realizar la bajada sin incidentes.

Tras siete horas y veintiocho minutos sobre la bicicleta, María Tena llegaba a la segunda transición. Por delante, una maratón que en la que lo habitual es sufrir condiciones infernales de calor y humedad. Sin embargo, la carrera guardaba una sorpresa para los triatletas, demostrando que en estos retos hay que estar preparado para cualquier circunstancia. Ha caído un chaparrón que ha provocado que la deportista de Mayencos cogiera frío. Lejos de amilanarse, María solicitaba a la organización una manta térmica con la que ha seguido corriendo hasta que ha recuperado la temperatura corporal.

Todo su esfuerzo, el de los meses anteriores y las más de catorce horas en los recorridos del Ironman de Niza, ha tenido su recompensa, y tras 5 horas y 14 minutos de maratón, Tena cruzaba la meta y obtenía el preciado título de Ironman Finisher.

Se convertía sí en la segunda triatleta de Mayencos, tras Clara Acosta en Lanzarote 2012, que finaliza un Ironman. Seguro que tras ella llegan muchas otras que afrontan retos como este, que nos enseñan la capacidad de superación del ser humano.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.