La épica no faltó en el XV Triatlón de Invierno Valle de Ansó

DSC_6794

Fotografía de Víctor Sancho

Esto es triatlón de invierno, se comentaba este domingo. Y es que aunque parecía que por fin, ésta iba a ser una edición tranquila, sin sobresaltos, la épica iba a regresar, un año más, al Valle de Ansó.

La experiencia de la ediciones previas, sabiendo que la montaña en invierno puede ser imprevisible, y que las condiciones pueden cambiar de manera radical en pocas horas, hace estar preparados para todo y no dar nada por hecho hasta el último momento. Especialmente los triatletas, que aguantan estoicamente lo que les venga encima, ya sea mucha nieve o poca, viento o lluvia.

Durante la jornada del sábado, en la que se celebraban los Campeonatos de Aragón de Esquí de fondo en estilo clásico, el circuito estaba en perfectas condiciones. La carretera se encontraba limpia de nieve y las previsiones anunciaban buen tiempo. Pero lo que podía ocurrir, pasó y lo que podía ser un día perfecto, no lo fue, al menos en lo meteorológico. La tarde del sábado llovió, despejó el cielo por la noche y se formó hielo. La organización temía que volviera a ocurrir lo mismo que en la edición de 2011, cuándo tras llover durante la jornada previa y helar durante la madrugada, el circuito se quedara como el cristal.

Fotografía de Víctor Sancho

Pero por suerte no fue así y no llovió tanto como en aquel año. Los responsables del Centro Nórdico Linza, acondicionaron el circuito a primera hora de la mañana, dejándolo en un estado espectacular, ideal para la competición. Sin embargo, lo que sí que se congelaría serían algunos de la carretera, concretamente en el tramo de 5 km entre el Camping de Zuriza y Linza, y sobre todo el aparcamiento del Refugio, que prácticamente quedó convertido en una pista de patinaje. Mientras trabajaba el servicio de mantenimiento de la carretera, dependiente del Ayuntamiento de Ansó, se decidió retrasar la salida 30 minutos, confiando en que la sal realizara su función  y permitiera que el segmento de ciclismo, y sobre todo la segunda transición, estuvieran en mejores condiciones.

En esta ocasión ciento sesenta participantes, muchos de ellos debutantes en una modalidad que año a año va ganando adeptos. Como en las ediciones previas, a prueba era Campeonato de Aragón y, por tercer año consecutivo, Campeonato de Madrid. Además vuelve a ser prueba puntuable de la Copa de España Trangoworld, inaugurada aquí mismo el año pasado.

La parte de épica que año a año toca vivir a los participantes llegó en esta ocasión en forma de viento. La previsión daba rachas de más de 60 km por hora, que sin duda se dieron, lo provocó que el segmento de ciclismo se endureciera muchísimo, y que más que nunca, el drafting, seguir la rueda de la bicicleta que precede al triatleta, fuera determinante. Si para los chicos ya fue duro, para las féminas mucho más, ya que al ser menos participantes es más complicado formar grupos, y dado que no pueden seguir la rueda de competidores de distinto sexo, la mayoría de ellas tuvieron que hacer casi la totalidad de los 20 km de ciclismo en solitario.

Antes de eso, la carrera a pie ya empezó a marcar las primeras diferencias. Aunque este segmento es más corto que en otros triatlones de invierno, y se queda en 7’5 km por los 10 tradicionales, la dureza del recorrido por las calles de Ansó se hace notar.

Fotografía de Víctor Sancho

En categoría masculina, si bien se estiró mucho el grupo y se comenzaron a abrir huecos, las posiciones comenzaron a estar definidas en el ciclismo. Joan Freixa (CERRR Igualada) llegaba a Linza destacado en algo más de una hora y veinte minutos desde que se dio la salida (25:21 en carrera y 56:42 en ciclismo), tras él Pello Osoro (Saltoki Trikideak) a 41 segundos, segundo en el ranking nacional. Sebastià Catllà (P.C. Bonavista), vencedor en la clasificación de la Copa 2014, llegaba algo más atrás, ya acompañado. Jon Erguin, siempre entre los favoritos, sufría un pinchazo en los primeros kilómetros del ciclismo, lo que le impediría estar en el grupo de cabeza, obligándole a correr en modo persecución. El esquí de fondo no hizo sino confirmar las posiciones. Los tres de cabeza son especialistas en la disciplina y las diferencias en ciclismo ya estaban muy marcadas como para cambiar las posiciones en la línea de meta, confirmando los tres mismos puestos en el podio de la prueba. Si bien Joan Freixa no aparece en el ranking de la Copa de España de 2014, es un especialista en esta modalidad con mucha experiencia y siempre hay que contar con él. Joan Freixa entraba en meta con un tiempo final de 1:56:45 (34:42 en el esquí), Pello Osoro a 50″ y Sebastià Catllà a 4:26 del vencedor. Erguin, a pesar de realizar el mejor parcial en el esquí (31:08), solo podía entrar cuarto, perdiendo algo más de 5 minutos.

DSC_7395

Fotografía de Víctor Sancho

En categoría femenina, una habitual del triatlón de invierno durante las últimas temporadas, Maricruz Aragón, del Arenas de Tudela, conseguía una victoria muy merecida, y estaba exultante al entrar en meta. su tiempo, 2:35:51. Tras ella, Soraya García, del Mountain Bike Somiedo, a 2:36, y la jovencísima MaiteMurgia, que se diera a conocer en 2009 como Campeona de España júnior, entraba a 7:04 de Maricruz.

Estos mismos puestos otorgan los primeros puntos para la Copa de España Trangoworld de Triatlón de Invierno a todos los deportistas federados.

En el Campeonato de Aragón Jesús García Colás, del Duatlón Foncasa Calatayud, alcanzaba el oro (7º en la general), mientras que Alberto Ara y Alfredo Lanau, ambos del Mayencos Brico-Jaca Triatlón, obtenían respectivamente la plata y el bronce. En categoría femenina sería Chus Til (Mayencos) la que se proclamaría Campeona de Aragón (4ª en la general de la prueba), mientras que Raquel Abián y Natalia Peñalba, las dos del Triatlón Europa, ocuparían los otros dos cajones del podio.

En el Campeonato de Madrid sería Oscar Lado (Club Triatlón Diablillos de Rivas) quién se proclamaría CampeónDSC_0056 (5º en la general), mientras que dos triatletas del A.D. Ecosport Triatlón Alcobendas, le acompañarían en el podio. Arturo Dormeqc lograría el subcampeonato y Jaime Gutiérrez el bronce. En féminas subían al podio absoluto Mª Isabel Zapata colgándose el oro, y Ana Frutos la plata, ambas del A.D. Ecosport Triatlón Alcobendas.

Destacar la participación de Rafa Solís, del Triatlón Europa, en la categoría de paratriatlón, como atleta discapacitado de la categoría PT-4, que subió como primero al podio de la prueba y del Campeonato de Aragón, además de realizar un excelente 61º puesto en la general.

Agradecimientos para el Ayuntamiento de Ansó, al Club Deportivo Linza, al Espacio Nórdico Linza, y a la Comarca de la Jacetania, que junto con el Club Pirineísta Mayencos y al patrocinio de Movistar, han hecho posible una vez más esta prueba.

Este próximo sábado se celebra el XXVIII Triatlón Blanco de Reinosa, segunda prueba de la Copa de España Trangoworld de Triatlón de Invierno, prueba que será Campeonato de España y de Europa de la modalidad, y en la que se concentrarán los mejores triatletas de invierno nacionales y del continente.

Clasificaciones completas: http://competiciones.mayencostriatlon.org/triatlondeanso/anso2015/index.html

Imágenes de la prueba: https://plus.google.com/photos/112382964207111193360/albums/6108370625054492161

Bookmark the permalink.

Deja un comentario