En los preámbulos del Banff Film Festival, el Club Pirineísta Mayencos homenajea a Marisa Bergua

Imagen de Foto Peñarroya.

Por cuarto año consecutivo, el Banff Mountain Festival World Tour recala en nuestra ciudad  organizado por su Ayuntamiento, quien confía en el Club Pirineísta Mayencos para ir calentando motores con una previa, dedicada este año a la montañera Marisa Bergua, que ha llevado el nombre del club de montaña decano de la ciudad, y el de la propia ciudad de Jaca, por muchas de las montañas del mundo.

En un entrañable acto se daba cita una notable asistencia de público para conocer más a esta embajadora, en cuyo currículo figura la presencia en multitud de lugares, bellísimos todos, de las más altas montañas de la Tierra, como quedó demostrado en la proyección que tuvo lugar, y que fue precedida de las correspondientes intervenciones protocolarias.

Con la presencia institucional de Olvido Moratinos, Teniente de Alcalde, y de Quique Muñoz, Concejal de Deportes, era la primera la que abría el acto dando la bienvenida y agradeciendo la participación a los asistentes. Destacaba a continuación el “orgullo que representa para el ayuntamiento de Jaca, y para la ciudad en general, el acoger por cuarto año consecutivo uno de los festivales de cine de montaña más importantes del mundo”. De igual modo, agradecía al Club Pirineísta Mayencos su implicación a la hora de aportar cada año un plus, en el que se da a conocer actividades de relevancia de asociados del club, que llevan el nombre de la ciudad por diversos rincones del mundo.

Seguidamente, tomaba la palabra Luis Rodríguez, presidente del Club Pirineísta Mayencos, quien agradecía también la asistencia al acto, y “la confianza depositada en el Club para organizar la previa todos los años, haciendo un llamamiento al resto de clubes de montaña de la ciudad para que pudieran participar, de igual modo, en este tipo de eventos”. También hacía una presentación de lo que iba a ser el acto, que contaba con Marisa Bergua como invitada este año, y que daría a conocer su dilatada vida montañera.

A continuación, era Chema Tapia quien, como Vocal de Montaña del Club, y más conocedor de la persona y currículo de Marisa, hacía una breve semblanza destacando que “es una persona quizá poco conocida por ser muy discreta y no gustarle darse a notar, pero que en esta ocasión ha acudido gustosa a la llamada del Club”. Añadía que “…en esa aparente fragilidad se escondía una mujer fuerte, valiente, resistente, que afrontaba todos los retos que se imponía con muy buena actitud, lo que le permitía llevarlos a cabo, aunque algunos de gran envergadura no se hayan podido conseguir por haber poderosas circunstancias ajenas a la propia persona”. Terminaba resaltando “… que era todo un placer el compartir caminos y ascensiones con ella, agradeciendo su presencia no solo aquí, sino en las habituales salidas a la montaña”.

Tras las presentaciones, era la propia Marisa la que hacía uso de la palabra “agradeciendo al Ayuntamiento el que hubiera propiciado esta acto tan entrañable, y al Club el que se hubiera contado con ella”. De igual modo, continuaba diciendo: “agradezco a mi padre el haberme inculcado desde pequeña la afición por el deporte, que fueron varios los que practiqué, decantándome finalmente por el de la montaña, algo que no era difícil desde Sallent, mi localidad natal”, pero lo que más ha representado en su vida son “las amistades que he ido haciendo a lo largo de este camino, destacando la de Fernando Garrido como una de las personas que más le ha ayudado en ese trato con la montaña”.

A continuación se hacía el pase de la proyección, que recogía decenas de imágenes de los distintos lugares que ha visitado, especialmente los de fuera de nuestras fronteras en esta última década, como por ejemplo sus varios viajes a Ecuador, ascendiendo a buena parte de sus volcanes, Patagonia, incursiones en Alpes, Montblanc, Monte Rosa, travesías en esquí, como la Silvretta, donde tuvo una importante lesión de rodilla, Cárpatos rumanos, Madeira, Isla Reunión, Himalaya, Nepal, Muztagh Ata, incontables ascensiones en nuestro Pirineo, escaladas en roca, corredores de hielo, dejando para el final de este relato el techo de su carrera, hasta el momento, que es el Aconcagua, que con sus casi siete mil metros de altitud lo es también de todas las Américas.

Antes de finalizar el acto, Luis Rodríguez agradeció nuevamente a Marisa y al público su asistencia, y aprovechó para difundir el proyecto de alta montaña de este año, en el que se celebra el 50 aniversario de la creación de la Sección de Montaña en el seno del club, y que es el trekking del Manaslu, uno de los pocos que quedan en el Himalaya muy poco masificados, y que gira alrededor del pico homónimo, la octava altura de la Tierra. A continuación, se abría un turno de preguntas, en el que los asistentes tenían la oportunidad de interactuar con la invitada, y en el que Fernando Garrido también resaltaba “la tremenda fortaleza de Marisa, y el empeño que siempre ha puesto en la consecución de sus objetivos”.

Banff Film Festival

Este festival mundial de montaña, se celebra todos los años en la ciudad de Banff (Alberta – Canadá), y reúne cortometrajes de montaña o de cualquier otra actividad realizada en el medio natural. En nueve días de otoño se concentran las historias de viajes lejanos, expediciones, y aventuras de vanguardia contadas a través de los ojos de aventureros, escritores, fotógrafos y cineastas de todo el mundo. Las obras más relevantes pasan a formar parte del Banff Mountain Festival World Tour que, a lo largo del año siguiente, se pasea por más de 500 localidades de 40 países diferentes. En el caso de España, recala exclusivamente en la provincia de Huesca, y de ella en las ciudades que forman parte del circuito de Palacios de Congresos, como son la propia capital, Jaca, Barbastro, Boltaña y Benasque.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.