El Club Pirineísta Mayencos en el Santo Domingo

El Club Pirineísta Mayencos de Jaca cumplía otra extraordinaria jornada de montaña de su calendario de actividades. En esta ocasión se ha acudido a una zona inédita para el Club, la Sierra de Santo Domingo que, aunque en tierras zaragozanas, forma parte de esas Sierras Exteriores al eje pirenaico, y que media entre éste y la tierra llana. A su cumbre homónima han subido la enseña del club 8 componentes del mismo, alzándose de ese modo al techo de las Cinco Villas, siguiendo el itinerario descrito en el libro “100 cimas, 100 paisajes. Aragón comarca a comarca”, de Prames Publicaciones.

La ruta parte de Longás, y da comienzo en dirección a la montaña por un camino para cruzar el río Onsella, que nace de estos barrancos de los pacos de Santo Domingo, aunque es el de Fuenmayor el que se arroga la paternidad, y que riega la llamada Bal d’Onsella. Se cruza el río junto a una vieja casa de la central eléctrica, de donde arranca un empinado camino señalizado con balizas, y que poco a poco nos va metiendo en el bosque por el citado barranco. Se cruza también el llamado O Paso d’as Arrogatas, hasta que al cabo de una hora desde el comienzo llegamos a una pequeña campa donde se señalizan dos itinerarios para alcanzar nuestra meta: a través del collado de San Esteban o a través de la fuente los Berros. Tomamos el primero, a la izquierda, para volver por el segundo, a la derecha.

En menos de otra hora de discurrir por bosque mixto, éste nos da un respiro, continuando hasta alcanzar el collado de San Esteban, donde seguimos el sendero hasta alcanzar el de Santo Domingo en un tramo de pronunciada pendiente, y que nos permite asomarnos a la soleada cara sur de esta sierra, dando vista ya a nuestro objetivo y a las imponentes ralleras que tiene a sus pies. Nos incorporamos al sendero que viene de Biel por Campo Fenero, para alcanzar la ermita al cabo de casi tres horas de marcha, y desde donde se pueden visitar las dos cimas, la sur y la norte, un metro más baja que la primera, y con unas espectaculares vistas sobre sus respectivos asomes.

El regreso se realizaría por el PR-Z 114 que sale de la pista a mano izquierda, y que nos devuelve a ella en el Portillo de Santo Domingo, para continuar por el sendero enfrente. Se pasa por la fuente de los Berros, y siguiendo el sendero del bosque se alcanza el punto donde cerramos la circular, a partir del que solo queda desandar lo andado para subir, alcanzando de nuevo el pueblo tras haber recorrido cerca de los 15 km, en 6 horas, y con un desnivel acumulado en torno a los 1145 m D+/-, en una jornada pasada en esta Sierra de Santo Domingo, sin excesiva altura, pero con unas vistas extraordinarias y abierta a los cielos de los cuatro vientos.

Para ver más: https://chematapia.blogspot.com/2019/03/santo-domingo-las-ralleras-de-longas.html

Extraordinaria jornada de montaña por una sierra inédita para el CP Mayencos, la de Santo Domingo, aupándonos al monte…

Publicada por Chema Tapia en Domingo, 17 de marzo de 2019

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.